El CONIAF auspicia taller que revela las fortalezas y debilidades de sea área de la producción agrícola .-

0
498

Nota enviada.-
DIARIO VISION.-SANTO DOMINGO.- La capacitación y desarrollo de nuevas tecnologías para transformar la materia prima y agregar valor a la cadena productiva de los invernaderos, son cruciales para lograr un mayor empuje de ese importante subsector de la agricultura dominicana.

Esta conclusión forma parte de los resultados y recomendaciones de un taller auspiciado por el Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), donde los actores involucrados hicieron un análisis de la situación actual y perspectivas del Clúster de Invernaderos del país.

Chávez indicó que en la actividad se identificaron las líneas estratégicas esenciales para el desarrollo de iniciativas tendentes a orientar las actividades y acciones que permitan al subsector de invernaderos consolidar su capacidad competitiva.

“Los productores y empresas que conforman el Clúster necesitan establecer programas de capacitación para técnicos y profesionales que coadyuven a transformar la producción de invernadero para conseguir altos niveles de competitividad”, explicó el funcionario.

El estudio reiteró la necesidad de diseñar estrategias que permitan mejorar los niveles de generación de valor agregado mediante la transformación de la materia prima a través de las agroindustrias y otras actividades conexas.

Tras señalar que los desafíos del subsector están orientados hacia la conquista del mercado externo, Juan Chávez puntualizó que el gran reto para las empresas del Clúster es mantener una adecuada inversión en tecnología y procesos, para incrementar la productividad y calidad de los productos, y poder ofertarlos a precios competitivos.

Como metodología de trabajo del taller, los participantes identificaron, en base a la experiencia acumulada y las estadísticas revisadas, las fortalezas, oportunidades, potencialidades y limitaciones del subsector de invernaderos.

A pesar de ser un subsector con activa vocación exportadora y de gran impacto en la creación de empleos, el estudio reveló que la producción de los invernaderos es afectada por factores que limitan su competitividad e inserción en los mercados internacionales, tales como la falta de recursos humanos calificados, capital, e infraestructura científica y tecnológica.

Recomendaciones estratégicas

Juan Chávez, director del CONIAF, detalló que entre las principales recomendaciones surgidas del estudio se incluyen la articulación con el sector público, universidades y las instituciones encargadas de la formación de recursos humanos a nivel técnico, para diseñar o actualizar programas acordes con las necesidades detectadas.

Asimismo, fortalecer mecanismos e instrumentos de fomento al comercio de productos del subsector, tales como ferias y misiones comerciales, entre otros, así como desarrollar iniciativas conjuntas para la compra de insumos requeridos por el Clúster.

También, la búsqueda de socios estratégicos dentro y fuera de Clúster, para el desarrollo de agroindustrias o de productos procesados, y la diversificación de mercados internacionales, con énfasis en aquellos donde la República Dominicana tiene acceso preferencial.

Además, exigir al Estado el incremento en los niveles de inversión pública en la investigación y desarrollo de tecnología aplicada al subsector de vegetales, y la definición de las especificaciones técnicas que requieren los empresarios y productores del Clúster en materia de insumos.

Igualmente, la implementación, de manera conjunta con el sector público, de las iniciativas propuestas en los planes de desarrollo del Clúster tendentes a posicionar el subsector de invernaderos como uno de los denominados de “clase mundial”, entre otras.

 

Dejar respuesta