OPINION: El danilismo: una secta virulenta que destruye el PLD .-

0
463
SAM 8520102Por Juan Tomás Olivero Figuereo.-
DIARIO VISION.-Este pueblo no se merece una barbarie plagada de salvajismo como las puestas en marcha en la mal llamadas y antidemocráticas primarias moradas. El candidato a la presidencia de la República del PLD está sorprendido y no esperaba que los muertos, probablemente dos (2) y serán más, podía suceder en el PLD.

Lo que hoy sucede no sucede en el Partido de la Liberación Dominicana de Juan Bosch, sucede en el partido de Gonzalo Castillo, Gustavo Montalvo, Ramón Peralta, Temo Montás y Danilo Medina. Sucede en el partido de la apertura, del liberalismo Social de Mercado, de las alianzas insanas, de la anarquía, del populismo barato e irresponsable, de la intolerancia y la des-institucionalidad.
Lo que hoy sucede en el PLD, sucede impulsado por unos valores fundamentados en un relativismo moral, donde cualquier cosa es posible, y cualquier medio y propósito es válido sin importar el precio y razón para satisfacer sus necesidades en la forma y manera que indican los intereses en juego.
Este PLD no es el PLD del Gran Maestro de la Democracia Dominicana Juan Bosch, de su legado no queda más que el recuerdo de sus esencias y unas siglas, color y estrella, con la que un grupo ha sabido hacer buenos y corruptos negocios.
¿En qué cabeza cabe que repartiendo candidaturas rabizas, rastrojos parlamentarios y babitas edilicias, se hace democracia? Mientras unos comen candidaturas que son cola y hociquito abajo, otros comen filete y boliche que son candidaturas reservadas arriba, ¿se podía esperar menos de lo que está pasando en el PLD con este modelo de democracia danilista?
En una cultura política donde la dignidad es un norte que orienta la conducta de un dirigente, la acción propia de los que organizaron este caos y tragedia política llamadas primarias que cegó la vida de unos y lacero la imagen y reputación del Partido de la Liberación Dominicana, debieran estar renunciando y apartándose  de la vida política por temerarios, irresponsables e indignos.
El danilismo terminó de destruir el PLD y el sistema de partido de la sociedad dominicana: Don Euclides Gutiérrez Félix tenía razón: no caben dos PRD, y Danilo hizo lo que nunca se había hecho, “hacerlos caber a toletazo limpio y si es necesario a sangre y fuego”. Este era el gran estratega peledeista.

Dejar respuesta