El CONIAF Identifica en el país nueva especie de insecto que controla plaga en cultivo de guandul.-

0
665

CONIAF-300x214DIARIO VISION.-SANTO DOMINGO.- Con el auspicio del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), científicos de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), identificaron una nueva especie de insecto que actúa como control biológico de la mosca asiática del guandul, principal plaga que afecta a ese cultivo en el país y gran parte del mundo.

Encuentro Econòmico semanal del periòdico Hoy, con representantes del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF) el presidente Juan Chàvez. Hoy/ Napoleòn Marte 13/11/2013

Se trata del parasitoide Pediobius cajanus (Hymenoptera: Eulophidae), una avispita que deposita sus huevos en el estado de pupa de la mosca cuando ésta se está reproduciendo, donde eclosionan y desarrollan hasta adultos, naciendo avispistas en vez de nuevas moscas.

Juan Chávez, director del CONIAF, dijo que este importante descubrimiento representa un gran avance para los productores de guandul (Cajanus cajan), ya que la especie identificada es un enemigo natural de la mosca asiática (Melanagromyza obtusa), que es la plaga que produce más daño a este cultivo.

“Es un parasitoide para la mosca asiática del guandul que tiene mucho mayor eficiencia y eficacia que cualquiera de los parasitoides que teníamos antes”, expresó el funcionario, tras destacar que, en el caso del guandul, la eficiencia de control supera el 75 por ciento, lo que permite eliminar el uso de insecticida y reducir considerablemente el costo de producción.

Mientras, Rosina Taveras, directora del Laboratorio de Control Biológico de la UASD, dijo que el Pediobius cajanus se logró identificar en el marco del proyecto “Control biológico de Melanagromyza obtusa”, con la producción y liberación del parasitoide Ormyrus sp.

“Se enviaron especímenes a los laboratorios de la Universidad de Lund, en Suecia, donde el entomólogo especialista en Eulophidos, Dr. Christer Hansson, notificó que efectivamente se estaba en presencia de una nueva especia para la ciencia”, manifestó Taveras, quien fungió como investigadora líder del proyecto.

Agradeció al CONIAF su apoyo por el financiamiento de la investigación, “lo que hizo posible este descubrimiento, que abre las puertas a nuevos estudios para conocer de esta nueva especie su dinámica poblacional, comportamiento, hospederos alternos, entre otros, que permita explorar la posibilidad de cría masiva para su liberación”.

Juan Chávez enfatizó en que “la investigación paga con creces su inversión”, ya que los resultados obtenidos por la UASD permiten reproducir y liberar masivamente el Pediobius cajanus y ahorrar millones de pesos al país y a los agricultores, ya que, en este caso, no sería necesaria la importación ni el uso de insecticidas.

Otros beneficios derivados del uso masivo del nuevo parasitoide citados por Chávez incluyen la protección de la biodiversidad, tanto acuática como terrestre, así como la garantía de la seguridad agroalimentaria de la población, ya que el no uso de pesticidas se refleja en el consumo de productos sanos y inocuos.

Dejar respuesta