Ministerio de Educación dona 200 libros infantiles a dos fundaciones

0
99

Nota enviada.-
DIIARIO VISION.-Santo Domingo. El Ministerio de Educación, a través de la Dirección General de Cultura, entregó 200 libros de literatura infantil y juvenil a las fundaciones Acción Solidaria para la Provincia Bahoruco (ASOPROBA) y Lucas Fernández Inc., con el objetivo de continuar fomentando el interés por la lectura en el sistema educativo y en las instituciones que trabajan con la cultura y la educación.

Durante la donación, que se realizó en el Punto de Lectura, ubicado en el lobby de la sede central de MINERD, Luis R. Santos, director general de Cultura, dijo que “Además de fomentar la lectura, esta entrega de libros es parte de las iniciativas que conlleva la creación de los Puntos de Lectura. Nos adentramos ya en la formación de mediadores de lectura, clubes de lectura, talleres literarios, charlas, conferencias, seminarios para poner el libro más cerca”.

Santos expresó que leer promueve el cambio y es un eje transversal en materia educativa, de ahí el gran esfuerzo que está haciendo el ministro Roberto Fulcar para impulsar la lectura en todos los ámbitos de la sociedad. Explicó que las entregas se realizan atendiendo al orden de las solicitudes que se reciben y la disponibilidad de textos.

Exhortó a las fundaciones beneficiarias a continuar trabajando para contribuir con el desarrollo y aprendizaje de sus comunidades.

Al recibir la donación, Carlos Fermín Tejeda, presidente de la fundación ASOPROBA, agradeció el aporte y dijo que “contribuirá a incentivar el amor por los libros y la lectura en la niñez de la provincia Bahoruco”.

Para Rosa Fernández, representante de la Fundación Lucas Fernández Inc., ubicada en el sector Los Invasores de Invivienda en Santo Domingo Este, y que trabaja con niños, niñas y adolescentes “esta donación contribuye a llenar de manera positiva el tiempo de ocio en estos momentos de pandemia fomentando el amor por la lectura en esa población”.

El Ministerio de Educación desde el año pasado puso en funcionamiento el primer Punto de Lectura en las instalaciones del MINERD, una pequeña biblioteca con títulos y géneros diversos al alcance, en esta primera fase, del personal de la sede, en procura de que el libro sea un producto de fácil acceso para la mayoría de la población, tanto en la modalidad impresa como digital.