ARTICULO: CUANDO LA FE, ES LO UNICO QUE NOS AMPARA.-

0
169
Por Rocío Rodríguez.-
DIARIO VISION.-El libro de Isaías capítulo 26 versículos 20-21 dice 20-anda pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación.
21- porque he aquí que jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubriría la sangre derramada sobre él, y no encubrirá ya más a sus muertos.
La Biblia habla en diversos casos de guardarse en cuarentena y que hagamos oído y guardemos las instrucciones no solo bíblicas sino gubernamentales como buenos ciudadanos, cerrar nuestras puertas, fronteras, aeropuertos y demás.
Como cristiana debo predicar la palabra a tiempo y fuera de tiempo, pero debemos conocer los tiempos, como dice el sabio Salomón en el libro de Eclesiastés capítulo 3, que redacta que “…todo tiene su tiempo, y todo lo que se requiere debajo del sol tiene su hora”. Por tanto, este es el tiempo de la prudencia.
Como sierva del Señor, persona entendida, y como candidata a diputada en la Provincia de Barahona por el PQDC, hago nueva vez un llamado a conciencia a todo el pueblo a guardarse en sus casas a la medida que le sea posible, conozco la necesidad de buscar provisiones y hago un llamado a flexibilidad de los más pudientes que puedan facilitar ayudas a los más necesitados.
Estamos en el pico de la incubación de la pandemia y ahora es donde debemos guardar la prudencia.  No expongamos a los nuestros, nuestros hijos, nuestras familias, no expongamos a nuestra nación, este es un tiempo de oración y reflexión, pidamos perdón a Dios por nuestros pecados y reconozcamos que él es el único que nos puede ayudar a salir de este mal que afecta nuestro planeta.
Por tanto mantengamos las medidas de prevención, dictada por las autoridades de salud pública: lavarse las manos constantemente, usar gel alcoholado, mascarillas y sobre todo mantener la distancia de 2 metros entre personas.
Pero lo más importante que queremos recomendar es seguir depositando nuestra fe en el Señor Jesucristo.  La biblia dice que la FE es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve, y cuando aún las pruebas fallen, entre tanto las vacunas no lleguen, lo único que podemos hacer es encomendarnos al Señor, como dije anteriormente, y creer que él tiene el control de todo.
Les invito a tener tiempo de oración y ayuno, citando el mismo verso citado por el Señor Presidente al momento de anunciar las primeras medidas: “Si se Humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren y buscaren mi rostro, entonces yo ore desde los cielos perdonare sus pecados y sanare su tierra”.
Dios Te Bendiga

Dejar respuesta