Hernández promete más esfuerzos contra violencia y corrupción en Honduras.-

0
264

DIARIO VISION.-Tegucigalpa.- El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien juró en  su segundo mandato, prometió que en los próximos cuatro años redoblará los esfuerzos para mejorar las condiciones de seguridad del país, uno de los focos principales de su gestión, así como a combatir la corrupción y generar empleos.

“Continuaremos de frente la lucha contra el crimen organizado y la violencia. Profundizaremos el combate de la extorsión y el terror con el que maras y pandillas pretenden dominar aldeas, barrios y colonias de nuestras ciudades”, aseguró Hernández durante el discurso de toma de posesión.

Hernández, quien se convirtió hoy en el primer presidente de Honduras reelegido desde que el país retornó a la democracia en 1980, dijo que durante su gestión se salvaron “31.700 vidas” con la reducción de la tasa de homicidios.

En la ceremonia en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, el gobernante afirmó que su Gobierno continuará “reduciendo la tasa de homicidios”, que pasó de 59 en 2016 a 42,76 en 2017 por cada 100.000 habitantes. “Mantendremos el aislamiento de los más peligrosos de los privados de libertad en establecimientos de máxima seguridad y continuaremos el proceso de retirar los centros penales de zonas urbanas sensibles”, señaló. Además, buscará recuperar los espacios públicos y prevenir la violencia en las calles a través de parques “seguros e inclusivos” y jornadas de salud y deporte, añadió.

“Instruyo a la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) para que continúe con los esfuerzos para dar paz y tranquilidad al pueblo hondureño, y seguir reduciendo los índices de criminalidad, brindando más seguridad en todo el territorio nacional”, subrayó.

A la vez, anunció que continuará fortaleciendo a la Policía Nacional hasta lograr “su certificación”, el “perfeccionamiento de la investigación criminal” y concluirá las “reformas del nuevo sistema carcelario”.

Asimismo, informó que continuará fortaleciendo el Sistema de Protección de Derechos Humanos, y anunció la creación de una “comisión de verificación y estamos apoyando la Unidad de Investigación de casos de defensores de Derechos Humanos y Periodistas”.

En cuanto a la corrupción, otro de los focos principales de la gestión de Hernández, el reelecto gobernante anunció que tras haber solicitado en 2016 la instalación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad de la OEA, ahora seguirá “fortaleciendo la institucionalidad nacional” para mejorar el combate a esos flagelos.

Al referirse a los logros educativos de su primer mandato, Hernández destacó que se cumplió con el reto de 200 días de clases que dicta la ley, y anunció que su Gobierno hará un “énfasis notable” para lograr “un salto de calidad en el sistema educativo”.

Asimismo, anunció un Plan Estratégico Sectorial de Educación 2018-2030 para “consolidar las bases de la Reforma Educativa que iniciamos en 2012, cuando emitimos la Ley Fundamental de Educación”. En cuanto a empleo, otro de sus principales compromisos, Hernández indicó que continuará con “la ruta trazada” en el Plan Honduras 20/20 y las Zonas de Empleo para que sus beneficios lleguen a los más necesitados.

“La generación de empleo seguirá siendo una prioridad en mi Gobierno, generaremos nuevas fuentes de trabajo que permitan la obtención de más y mejores ingresos para el pueblo”, subrayó.

Además, señaló la creación de la Fuerza de Tarea para la generación de Empleos y Oportunidades para “coordinar todas las acciones para maximizar la creación de empleos en el país”, lo mismo que una Fuerza de Tarea para asegurar la producción de alimentos a precios accesibles denominada “Comida en su mesa”. Asimismo, la construcción de al menos 17.000 viviendas sociales y un sistema de financiación y crédito para los productores y comerciantes.

El reelecto gobernante enfatizó que continuará invirtiendo en programas de prevención de violencia de género a través del proyecto salvadoreño Ciudad Mujer, la intrafamiliar, así como en proyectos de formación y generación de oportunidades para la juventud. Además, se mejorará la red hospitalaria estatal y se construirán nuevos hospitales para establecer “un buen seguro de atención de la Salud” en el país centroamericano.