Una estrategia del enemigo

0
32

Por: Delfín Matos

Siempre me ha llamado la atención la habilidad que tienen las termitas o comején. Este pequeño insecto destruye las maderas que tan laboriosamente se ha trabajado. Lo sorprendente es que trabajan tan silenciosamente, que cuando el propietario viene a darse cuenta, es muy probable que ya no se pueda hacer nada por el mueble. Las termitas trabajan de adentro hacia afuera. En ocasiones, las personas perciben un polvo que aparece frecuentemente sobre la madera, pero casi nunca se le da la debida importancia hasta que el daño es increíble.

Al igual que la termita, el chisme es un enemigo mortífero. El chisme produce mucho daño, la mayoría de las veces irreparable. Hay personas que imitan el trabajo de la termita.

《El hombre perverso promueve contienda, y el chismoso separa a los mejores amigos》

(Proverbios 16: 28).

 

Una cualidad del chismoso es que en su corazón hay mucha maldad, tanta que es capaz de apartar los mejores amigos. ¿Cómo lo logra? Fingiendo interés, dice: 《Yo sé que no tiene que ver conmigo este tema, pero quiero lo mejor para ti. Luego comienza a detallar las instrucciones que te llevarán a alejarte de tus compañeros, menospreciado así el sacrificio que ellos hicieron por ti. Dile《¡No!》a este tipo de comentarios. Explícale que solo puedes escucharlo si es capaz de decirlo delante de la persona de quien hablará.

《 Las palabras del chismoso son bocados suaves que penetran hasta las entrañas》.

(Proverbios 18: 8).

El que critica, por lo general, lo hace de forma muy sutil y lo presenta como si se tratara de algo confidencial. Te hace creer que eres la única persona  en quien confía y por eso te ha elegido.

《Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, cesa la contienda》.

(Proverbios 26: 29).

Una expresión muy común de los chismosos es: 《 Alguien de mucha confianza  me contó…》. A eso puede decirse que si esa persona confió en él, no está bien que  lo defraude. Cuando escuchas un chisme, estás reforzando la conducta del que cuenta, así que se sentirá estimulado a siempre ir a ti para contarte lo que sucede. Además, cuando lo escuchas estas apoyando esa conducta negativa.

“La peor de todas las mentiras es cuando te mientes a ti mismo”

Al chismoso se le hace imposible guardar un secreto porque siente la necesidad de decirlo. Muchos de ellos son personas impulsivas que dicen todo lo que les llega a la mente sin pensar en las consecuencias negativas que pueden traer a sus comentarios. A veces trata de llamar tu atención a través de preguntas, por ejemplo: 《¿Supiste lo que hizo Pedro? No es por nada malo, yo te lo digo porque le tengo pena》 No seda a la curiosidad. No pidas detalles de la vida del otro.

“Puedes engañar a todo el mundo, algún tiempo. Puedes engañar alguno, todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo, todo el tiempo”.

(Abraham Lincoln).

Para que un chisme se propague se necesita del que cuenta y de los que escuchan. Cuando alguien te diga: 《 Yo te contaré esto de fulano y tu sacas tus propias conclusiones》debes tener cuidado, es una forma de quitarse la responsabilidad de su comentario y echarle la culpa al que saque las conclusiones. Cambie el tema o cuente las cosas positivas de esa persona a quien iban a criticar. No hay chisme que no traiga consigo dolor, tristeza y contiendas.

 

“La herramienta básica para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras, para controlar la gente debes usar las palabras”.

(philip Dick)

 

Otra cualidad del chismoso es que pasa la mayor parte de su tiempo en ocio. No es laborioso, se dedica a documentarse de la vida del otro. Algunos, a pesar de que han logrado adquirir una profesión, son deficientes en sus trabajos porque su placer no está en ser útiles a la sociedad. Esa es otra razón por la cual debemos alejarnos de esta clase de personas.

 

“Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida mientras hace daño a otro, la vida es un todo indivisible”.

(Mahama Gandhi)

 

《Entre los amadores del chisme, hay políticos, empresarios, policías, militares, comerciantes, religiosos, médicos, profesores, abogados, comunicadores, ingenieros, comunitarios, chiriperos, amas de casa, hombres, mujeres, jóvenes y niños. Algunos son impulsados por la curiosidad, otros por los celos, muchos por el odio contra aquellos que han logrado un mayor éxito. Algunos ocultan sus verdaderos sentimientos, mientras que otros están ávidos de publicar todo lo que lo que saben, o aun sospechan, de lo malo contra otros.

“Puesto que soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerle remedio”.

(Mahama Gandhi)

 

Delfín Matos, mirando más de la Esquina!!!