OPINION: Entre mentir y desmentir, se debe tener cuidado.-

0
432

Por FELIX BETANCES.-
DIARIO VSIION.-Según se sabe ayer se vivió en Barahona, específicamente en la comunidad de Villa Central, una situación que se creía ya superada desde hace muchos años.

Según la información subida a los medios por un Comunicador social, la caravana que realizaba el candidato presidencial por el PRM, Lic. Luís Abinader, fue apedreada y tiroteada en un sector de esa comunidad, no se sabe con qué fines.

Esa fue una acción reprochable, desde cualquier lugar o cerebro desde donde proviniera, porque acciones como esa, se entendía que habían quedado en el pasado, pero en un pasado como en los doce años de Balaguer, en que a decir verdad, porque la verdad hay que decirla aunque pese, a Balaguer, muchas veces le hicieron esas cosas, tanto en Barahona como en otros pueblos, y se lo hacían, los perredeístas y los comunistas de entonces, en acciones combinadas. Aunque no se recuerda que los Balaguerístas actuaran de igual forma.

Pero bien, la situación es que aunque muchos no tengan Partido, es decir, no tienen compromisos partidaristas, tal es mi caso, ya lo que se espera cuando hay caravanas políticas, es que todas pasen si ningún problema de ese tipo, aunque sea para recibir los comentarios de los evaluadores, para saber quien tuvo más o quien tuvo menos y eso a veces se convierte hasta en una especie de diversión.

Pensamos que eso no debe ocurrir con ningún Partido, sea cual sea, ya que esa es una expresión cavernícola que debió quedar superada en el tiempo. ¿O es que estamos tan atrasados?.

A raíz de ese hecho, se presenta una situación a la que nos referiremos con atención, y es el hecho de que la información de lo sucedido, fue subida a los medios de comunicación y a raíz de darse a conocer la misma, surge una contra información, que da cuenta de que todo lo que se había informado eran mentiras.

Es bueno decir que la situación se torna peligrosa cuando surge una información y a la vez, un desmentido y es que por lógica hay que saber que uno, está hablando la verdad y el otro está mintiendo y es donde surge la pregunta obligada: ¿Ocurrieron o no ocurrieron los hechos?.

Si los hechos ocurrieron, sería una pobre cosa negarlos o tratar de ocultarlos, por defender intereses; pues lo correcto sería tratar de corregirlos y procurar que no vuelvan a suceder.  Si no ocurrieron, entonces hay formas de sancionar a quien o a quienes los pusieran a correr como simples rumores. ¿Dónde está la verdad?.

Condenamos esos hechos y aspiramos a que no vuelvan a ocurrir a ningún Partido Político por el bien de todos y por entender que estamos en nuevos tiempos y que los nuevos tiempos, también exigen nuevos comportamientos. O ¿A quién conviene lo contrario?.

Siempre se ha dicho, aunque muchos se resisten a creerlo que: las tres palabras más difíciles de pronunciar son: YO ESTABA EQUIVOCADO. Lo compartimos como reflexión.